Setting

Forgot Password

Colageno Y Elastina

El colágeno es una proteína segregada por los fibroblastos y de abundante presencia en nuestro organismo. Le aporta la rigidez y resistencia necesaria a nuestro esqueleto mediante los tendones, ligamentos, huesos y articulaciones.

Pese a que es producida de manera natural por el organismo, después de los 35 años su segregación se ve disminuida notoriamente y con ello, la aparición de las odiadas líneas de expresión. No obstante la ciencia ha descubierto que por medio de suplementos y la alimentación, podemos regular su producción y así aplazar los efectos del envejecimiento.

La elastina es una proteína contenido en nuestros músculos, huesos y articulaciones. Le brinda a soporte a las fibras del colágeno y gracias a su reacción química con la alanina y la lisina, es capaz de otorgarle resistencia y recuperación a los tejidos que han sido estirados y necesitan volver a su apariencia regular. Está compuesta por una cadena de aminoácidos con una región hidrofobica y otra hidrofilica.

Alimentos con colágeno y elastina

El origen del colágeno y la elastina son de origen animal y debe someterse a un proceso de hidrolizacion, es decir, el rompimiento de la molécula para volver soluble y asimilable para el cuerpo humano.

Podremos encontrarlas en alimentos como naranja, piña, kiwi, mango, leche de soja, aguacate, queso, apio, plátano, patas de cochino, pavo, carne de ternero, atún, salmón, huevos, almendras, nueces, moras, arándanos, ciruelas, higos, brócoli, col de Bruselas, quínoa, miso y tofu.

Complementando este régimen alimenticio con actividad física, notaras la diferencia en la vitalidad y fuerza de tus tejidos y músculos.

Donde comprar colágeno y elastina

La comercialización de estos suplementos es cada vez más famosa, ya que vivimos en un mundo donde estamos expuestos a factores ambientales y personales que perjudican la salud, estas proteínas pueden ser un gran aliado para combatir esos inconvenientes.

Podrás adquirir un poco de este maravilloso elixir de la juventud en supermercados, herbolarias, farmacias y paginas online.

Los precios varían desde 15$ y todo dependerá del contenido del producto, laboratorio y dosis que necesitaras. Se adapta a todos los bolsillos y exigencias, si quisieras ver resultados prometedores debes ingerirlas mínimo 3 meses diariamente antes de dormir, ya que es cuando se llevan a cabo todos los procesos químicos y regeneradores del organismo.

En el caso de las cremas, puedes prepararlas de manera artesanal o comprarla en cualquier empresa de cosméticos. Solo necesitaras una crema hidratante y los activos (colágeno y elastina). Para un efecto más profundo y prolongado, añade Vitamina E.

De igual manera existen las ampollas, una versión miniatura y sencilla que simplificara tu vida. Deberás preparar tu piel previamente, limpiándola y secándole. Posteriormente aplicaras, dejaras secar para que tus poros la absorban en su totalidad y listo, podrás hacer tu rutina de cuidado diario o aplicar tu maquillaje.

Algo muy similar seria el Suero, una opción más económica y que puedes realizar en casa en par de minutos.

Mezclaras los principios activos con agua desmineralizada (previamente calentada) y un emulsionante natural en un gotero. Dejaras reposar y posteriormente podrás aplicarlo antes de iniciar tu día. Combina este procedimiento con la aplicación de crema hidratante y protector solar para un mejor cuidado de tu piel.

Si aún no estas conforme con los resultados, puedes compaginar todo lo que te hemos mencionado con Ácido Hialuronico. Un poderoso agente natural que proporciona volumen en las líneas de envejecimiento, como si fuera un relleno.

Para qué sirve el colágeno y elastina

Ambas proteínas cumplen funciones específicas individualmente, al unirlas fortalecemos sus propiedades y logramos resultados más placenteros.

Debido a la tensión que ejercen en la piel, reduce la aparición de estrías.

Por su alto contenido en nutrientes, en el caso de tener una cortada, la cicatrización sería más rápida y eficaz.

Resistencia y funcionalidad en nuestros órganos, músculos, huesos y cartílagos.

X